La tecnología que revolucionará los personajes de los videojuegos

Durante las décadas de 1970 al año 2000, los videojuegos no fueron más que una actividad de entretenimiento para pasar el tiempo libre, liberar nuestras mentes y pensar en otra cosa. Juegos como Mario Bros, Galaga, Super Contra, entre otro lograron marcar la vida de millones de personas alrededor del mundo, su evolución en trama y forma gracias a avances tecnológicos, hizo que la experiencia del jugador mejorara y se viralizara a más personas.

Esto fue hasta llegar a la década del 2000 con la llegada de nuevas consolas de videojuegos, que cada año competían entre si como: PlayStation, Xbox y Nintendo. Con su avanzada tecnología, gráficos que empezaban a tener similitud con el mundo real, historias que adentraban al jugador cada vez más, los primeros juegos disparos en primera persona como «Doom» y puzzles de acción-aventura como «Tomb Raider» y la posibilidad del multijugador gracias al internet, revolucionaron los juegos y su trama, ofreciendo una experiencia más madura a una audiencia cada vez más diversa.

Con la gran cantidad de dinero que estaban generando estas nuevas tecnologías, las grandes empresas desarrolladoras de videojuegos como Epic Games invertían cada vez más en realizar y diseñar juegos realistas que se asemejaran bastante a nuestra realidad, para así mejorar la experiencia del jugador e ir haciendo crecer la comunidad de consumidores “gamers”.

Epic Games, una empresa estadounidense con sede en Cary, Carolina del norte, dedicada al desarrollo de videojuegos, es actualmente creadora del programa más usado hoy por hoy para el desarrollo de videojuegos por profesionales llamado Unreal Engine. La última actualización de Unreal Engine ha sido su nuevo creador de humanos extremadamente realistas en tan solo minutos “MetaHuman Creator”, y que ha dado bastante de que hablar en los foros de tecnología y videojuegos donde las discusiones principales es debatir acerca de la revolución de los personajes en los videojuegos, ¿sus expresiones se asemejarán a las nuestras? ¿podremos diferenciar lo que es virtual y lo que es real?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *