El 420, Todo un Hito de la cultura Cannábica.

Hoy, miles de simpatizantes de la cultura cannábica se reunirán para conmemorar un código «secreto» muy reconocido entre los consumidores de cannabis en el mundo, a las 4:20 PM. pero, ¿Por qué el número 420?

Tres días de fiesta por el Día Mundial de la Marihuana en EE. UU | EL  ESPECTADOR

Hacía el otoño de 1971, en la ciudad de San Rafael en California, 5 amigos que se hacían llamar «los Waldos» y que estudiaban en la escuela secundaria de San Rafael high school salieron en busca de un pequeño cultivo ilícito, para la época, de cannabis que pertenecía a un guarda costero de la península de Point Reyes, al noroeste de la ciudad de San Francisco. El guarda costero dibujó un mapa dando las indicaciones para que alguien pudiera cuidar y conservar aquel cultivo de plantas cannábicas, y este mapa llegó a los waldos quienes se motivaron a salir en busca de aquel tesoro.

el quinteto conformado por Steve Capper, Dave Reddix, Jeffrey Noel, Larry Schwartz y Mark Gravich quedaron de encontrarse aquel día a las 4:20 de la tarde en el monumento que había en la escuela, en representación a Louis Pasteur, después de finalizadas las clases extracurriculares que les dictaban en la escuela, pues a esa hora todos estarían libres de deberes académicos, a lo que podían encontrase puntuales para subir a un chevy impala modelo 66 perteneciente a Steve Capper y salir hacia Point Reyes a buscar el cultivo y obtener marihuana gratis.

Su búsqueda de aquel preciado tesoro cannábico fue todo un fracaso, pues nunca encontraron el cultivo, aún así saliendo semana tras semana hacia la península californiana. Después del frustrante plan de búsqueda, este grupo de amigos se empezaron a reunir todos los días a las afueras de la institución académica, en un muro (muro en inglés es wall, por ello sale el nombre de Waldos) a eso de las 4:20 pm para fumar marihuana y hablar de todo lo sucedido con el plan, lo cual pensaron que fue un engaño, o quizás alguien ya se les había adelantado.

Con el paso del tiempo, los waldos titularon el código: «louis4.20» , puesto que era un número algo insignificante para sus familiares, compañeros de clase o incluso a los maestros, y por el cual, ellos podían comunicarse para hablar de marihuana sin que los estigmatizaran, en aquella época.

Aquel grupo de amigos pensó que el término quizás nuca tendría tanta repercusión, y que sólo ellos lo utilizarían y en algún momento de sus vidas, dejaría de existir, pero no fue así. Poco después, una de las bandas más emblemáticas de los años hippie, los Grateful Dead se mudaron cerca a la escuela donde estudiaban los waldos, una vez instalados allí este grupo de amigos conectaron rápidamente con esta mítica agrupación, por el cual empezaron a hablar de la cultura del cannabis y a encontrarse en los ensayos de la banda para conversar, debatir y por supuesto, fumar marihuana.

El boom de expansión mundial del famoso 420 se dio a finales de diciembre del año 1990, cuando un grupo de fans de los Grateful Dead, que se hacían llamar los deadheads repartió folletos en la ciudad de Oakland, en california en donde invitaban a la gente a consumir cannabis y a celebrar el 420, consumir hierba el 20 de abril, a las 4:20 de la tarde. La información se desplegó y llegó a miles de personas, una de ellas, en especial: Steve Bloom, un experiodista de la revista High Times, de los primeros medios en difundir la cultura cannábica y generar ideas a cerca de la legalización.

A partir de una publicación en el año de 1991, en donde se hablaba a cerca de aquel folleto, se expandió mundialmente el símbolo cannábico hasta nuestros días, que también hace parte de la lucha por la no estigmatización y el libre consumo, como abrir debates a favor de la legalización y toda la contracultura de la que hace referencia este mítico numero de tres cifras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *